ANTONIO GIACOMETTI-BIO



 

edad: 28 :: nacionalidad: ecuatoriano :: profesión: fotógrafo  :: @antonio_giacometti

Recién graduado del colegio, Antonio, quiteño, acababa de llegar a un pueblo cerquita de Turín, Italia, para internarse en una fábrica de textiles. Su propósito era fundar su propia marca de ropa. Sin embargo, pasaron los años y sus talentos lo llevaron a otro tipo de labores. Era un infiltrado. Había vivido en Milán, ahora vivía en Londres, y era fotógrafo para WGSN, la mayor empresa de investigación de tendencias del mundo. Los informes para los que contribuía tenían un peso enorme dentro de la industria: documentos elaborados por más de 200 personas que analizaban qué era lo que vendría en meses venideros. “Más que predecir el futuro, buscábamos establecerlo. Decíamos: estos serán los materiales, así se siente la gente, estos serán los contextos. Y todo el mundo -desde las grandes casas hasta el diseñador recién graduado- estaba suscrito. Aprendí mucho de la antropología de la estética; cómo nos comportamos como consumidores y como diseñadores”.

Así, Antonio se encontró en el corazón de la industria, pleno meollo del asunto, y justo entonces empezaron a surgir los conflictos. Como un oasis que se desvanecía, veía la última colección de Vivianne Westwood y sabía por qué había elegido ese abrigo. No eran solo sus informes, por supuesto; eran también los medios y los grandes compradores, que solían tener más peso que los creativos. La moda era su pasión, y al parecer eso no se detendría, pero se dio cuenta que encontrarle el lado humano requeriría de esfuerzos a tiempo completo. Mientras tanto, capitalizaba sus contactos y le vendía fotos de reportage a Dazed: modelos que sonreían entre sorprendidas, abrumadas y risueñas, instantes antes de que arranque el desfile.

En eso se rompió la rodilla. Esto fue el año pasado. Perdió ambos trabajos, pero una semana antes había firmado con Les Bohémians, un pequeño estudio napolitano. Streetwear con actitud, independencia y compromiso social. Ahora vive en Nápoles y es el director creativo. “Es chiquito, pero estamos haciendo cosas bien vanguardistas”. Eso del compromiso social no va a la ligera: retira las prendas de los showrooms más prestigiosos de Milán y aparte es miembro de grupos activistas. Dentro de poco lanzará una campaña de guerrilla contra una multinacional que prefiere que no nombremos todavía. “La moda puede llegar a ser una burbuja bien hermética”, nos dice, “pero también permite que se propongan cambios de maneras muy interesantes”.


TE RECOMENDAMOS

  • edad: 37 :: nacionalidad: colombiana :: profesión: cantante :: www.swingoriginalmonks.com :: @juanamonk Desde que era chiquitica, en su natal Colombia, su entorno ya la cubrió con el…

  • Ahora mismo, Pilar debe estar embarcándose hacia nuevas profundidades. Ese es el oficio que eligió. Tenía 15 años, navegaba en…

  • BG 084 Folklore Entramos de lleno a la raíz, un extracto de la intuición del ser planetario, bailamos al ritmo…