Close Up :: Paola Navarrete

Paola Navarrete es una de las cantantes que debemos escuchar en nuestra corta vida. Su voz ya inconfundible ha logrado ganar espacio entre los melómanos más fieles del país. Hace poco estuvo por Cuenca de gira, presentando su disco "Verde Fugaz", pero más fugaz que el nombre, fue su visita a BG y para que esta entrevista no se pierda en el tiempo, logramos generar un registro de lo que Paola piensa y de lo que Paola siente.

  • Entrevista Agustín Molina
  • Fotografía Sebastián Cadena
  • Maquillaje Priscila Alvarado

Leí la info de catapultados y me enteré un poco del significado de Verde Fugaz, pero quisiera que me cuentes tú, una vez ya lanzado el disco: ¿cómo fue la recepción del proyecto? ¿cómo te sientes tú, ahora?

Como fue un proceso muy largo y muy meticuloso, pienso que es la primera vez que termino de hacer algo y me dejo llevar por eso. Me pasó al principio con Ficción, una vez que lo terminé ya estaba pensando en el siguiente proyecto. Con este disco me he sentido muy cómoda y con ganas de presentarlo, me gusta mucho tocar este disco, son temas muy nuevos, muchos de ellos los terminé de hacer al final de la pre-producción y eso los hace sentir como más frescos.

¿Y la recepción del público, cómo la sentiste?

¡Muy bien! Siento que ahora que empecé con la gira puedo identificar mejor los gustos de la gente. En los conciertos el público canta y con eso sabes que canción puede ser su favorita.

¿Cuál fue la razón principal para llevar a cabo el crowdfunding?

Bueno, el crowdfunding se hizo porque por un lado necesitábamos dinero y por otro lado, me gustaba la idea de hacer algo que podía integrar a la gente. La idea era que podía aportar, pero no había evidencia del trabajo. La gente aportaba porque confiaba en mí, confiaba en el resultado. A mi me pareció bacán, porque mientras yo estaba haciendo la parte musical de la composición y de más, tenía gente al rededor mío que me apoyaba. Claro que me escribían y me preguntaban cosas, yo también subía videos mientras hacía el disco, entonces la emoción era compartida, hacíamos las cosas a la par.

Una pregunta que he querido hacerte: ¿siempre fuiste solista?

No, no siempre fui solista. Tuve una banda cuando era más joven que nació por querer hacer música y ya, nunca se consolidó tanto como para proyectarla a lo profesional. Yo la veía más como diversión. La banda se llamada “The Buffands”, cantábamos en inglés y era súper experimental, habían muchas canciones en las que ni cantaba, era una especie de “ The Mars Volta” fusionado con jazz.

¿Cuántos años tenías ahí?

16

Pero, de alguna manera vos cuando eras más pelada ya generabas piezas que después formaron parte de Ficción, algunas letras, algunas melodías.

Si, sobre todo para Ficción, pero ahí ya tenía 18 años.

Bueno, eran otros tiempos también, aquellas épocas servían sobre todo para la experimentación, tu ahora que pretendes vivir de la música cuéntame: ¿cómo ves este asunto de la industria musical?

Desde que empecé a ser solista y saqué el primer disco la historia ya estaba clara, ese era el camino que estaba decidida a seguir, me di cuenta que esforzándote mucho se puede vivir de ello. Antes de eso, la música no era mi plan, me fui a estudiar cine en Argentina, en mi cabeza no estaba la música como una posibilidad clara.

¿Y del cine que te quedó?

Me gustan mucho los guiones. De manera independiente he actuado, en nada serio y sin pretensiones, pero de hecho, recién hice un casting para una peli de Javier Andrade que me tiene muy emocionada, aunque no sé si debí haberlo dicho. Sabes que a veces el músico tiene también esa parte de perfomance y de cierta manera asumes un papel, eres tú mismo mezclado conscientemente con una especie de alter-ego. Hay gente que si asume un nuevo personaje por completo cuando está en el escenario, en mi caso sucede que mi personalidad se proyecta a otro lugar.

Volviendo de nuevo a tu trabajo, estoy seguro que con este disco probaste nuevas sonoridades, ¿hasta dónde llegó tu exploración?

Mira, a mi no es que me guste un género específico en la música, soy muy melómana, muy abierta. Tal vez en ficción por ejemplo, en ese momento sentí que me tenía que ir para un lado, tenía que explorar mi naturaleza que en ese entonces era muy sobria, pero cuando hice verde fugaz estaba también experimentando porque la música nos da para eso. Siempre pensé que cuando haga discos, nunca quiero hacer un disco que el anterior sea igual al siguiente. Estaba en un proceso muy personal, sentía que lo que iba a salir debía ser un tanto “darks”, pero después todo se fue juntando perfectamente.

Debe ser difícil decidirse por un solo género o por un solo estilo de hacer música,

A mi personalmente me ha sucedido que me encuentro en el lugar indicado, después te das cuenta que si querías tal sintetizador es por algo. A mi me pasó en “Ficción” que quería hacer canciones en doce octavos pero acá quería en cuatro cuartos, y eso pienso que da otra sensación. Doce octavos es un tiempo más característico del folclore y más latinoamericano, mientras que en el cuatro cuartos la cosa te va a salir más pop. Experimentar con la voz también es importante, me pasaba mucho que me decían: “¿por qué no gritas en tus canciones?” y yo respondía que eso depende de los matices, dependiendo de la canción se sabe para que se presta. En Verde Fugaz pude hacerlo y en muchas canciones hay doblajes que yo estoy gritando y cantando al mismo tiempo, eso fue increíble porque logras desahogarte y desfogar todo lo que tienes adentro; tanto en el canto como en la composición del tema.

¿Y con respecto a la composición cuánto tiempo te demoraste en componer todos los temas?

Hay canciones en las que me demoré como 4 meses, no les encontraba la vuelta, no sabía muy claramente como serían, pero poco a poco las ibas solucionando. Y habían canciones en las que me demoraba un día, los dos, son casos muy variables. Después de tener todos los temas compuestos nos demoramos cerca de 4 meses en estudio.

Paola, desde tu rol de artista crees que hace falta potenciar la presencia de la mujer en la escena?

A ver, obviamente pienso que hay que potenciar y dar visibilidad a las mujeres, pero ahora sucede que muchas veces, esto yo lo he escuchado en distintos organizadores, como todo el tema del género está muy latente las personas están prestando más atención, pero me pasa que escucho que tenemos que “cumplir la cuota” ¿Qué significa cumplir la cuota? Que cuando estás organizando un festival por ejemplo, tú tienes que tener a un artista femenino. Esto me parece que tiene sus dos lados, es bueno porque estás incluyendo de ley un artista femenino, entonces de cierta forma tu line-up va a tener diversidad, pero, muchas veces el hecho de hacerlo te lleva a una condescendencia, que por ser mujer vas a estar en el line-up, no necesariamente por tu trabajo o por tu música, sino sólo por ser mujer. Como todo en la vida, hay gente que hace buena música y mala música, pero lo que a mi me parece es que se debe dejar de mirar el género y ser más exigentes con las propuestas, independiente del género de cada uno.

¿Y tu has sido testigo de eso, te has dado cuenta que sucede así?

Yo nunca he sentido un rechazo de la escena musical hacia mi, he tenido mucha suerte y lo sé, porque he conversado con otras personas y si sienten esta condescendencia, esta lástima. “Ah, es que porque es bonita está cantando”, esos tipos de comentarios parecen inofensivos, pero no lo son. A mi me encantaría que hayan más organizadoras, mujeres en la producción, mujeres instrumentistas. Tenemos cierta empatía que el hombre no tiene y también cierta sensibilidad que yo creo, le da a la música un plus gigante. Aún así no es bueno hacer distinciones, pienso que todos somos iguales en capacidades y todos caemos al mismo lugar.

Bueno todo este asunto del género da mucha para hablar, personalmente espero que todos los cambios que la sociedad de ahora intente, puedan ser cambios que las futuras generaciones gocen. Yo tengo fe en las futuras generaciones porque siento que a ellos los cambios no les afecta, son muy atentos con lo que pasa a su al rededor. Así como nosotros dejamos la pauta, ellos lo harán con las generaciones que los precederán.

Estoy de acuerdo, pienso que lo que se construye ahora no es para nosotros necesariamente. Cuando yo era chica yo no escuchaba música nacional, ni me enteraba que había música nacional. Cuando descubrí Niñosaurios no podía creer que eso salió de mi ciudad, y eso pasó porque ya empecé a meterme al mundo musical, sino no los hubiera conocido. Ahora veo chamos que si escuchan música nacional todos los días y son muy fieles a sus bandas; el propósito de esto es justamente que las nuevas generaciones puedan gozar de la música profesionalmente.

¿Paola con quien harías un feat?

Chuta no estoy muy segura, a veces pienso que hemos hablado mil años con Mateo Kingman para hacer un feat, pero nunca se ha concretado. Sería bacán hacer un feat con él, me gusta mucho como canta.

¿Tienes algún tema favorito del disco?

Me pasa que tengo épocas que me gusta más una canción que otra y creo que estoy en época de “Eramos”, me gusta mucho esa canción.

Dime tres sonidos que no toleres:

  • Las uñas en la pizarra o la pared
  • Cuando alguien mastica con la boca abierta
  • Y quizá esto no es un sonido, pero meter los dedos en la arena me enloquece. No lo soporto.

¿Cuál es tu instrumento favorito?

Estoy reaprendiendo a tocar guitarra, así que me gusta mucho por ahora. Pero los sintetizadores también me gustan muchísimo.

 


TE RECOMENDAMOS