El futuro es andrógino

manifesto



El arte siempre tiene la pretensión de estar a la delanatera de su tiempo. Ser un artista en el siglo XXI implica conocer y superar horas luz la temática. No somos contemporáneos; buscamos lo actual.


Alejarse de la espectacularidad. No hacer lo que se espera. Dejamos de lado la visión intimista. Confundimos. Leemos lo que pasa afuera. Lo leemos a nuestra forma ignoramos el lugar común. Pensamos en la esencia. El futuro es inevitable. El futuro es andrógino. Estamos a puertas. Si usted tuvo su definición de andrógino nosotros la pensamos de otra forma. De eso se trata. Y sí este es arte andrógino. Lo es porque no hay distinción de género. Las imágenes no hablan de hombres y mujeres, no son figurativas, no muestran un rol. Alegorizan la relación psíquica y está presente la ambigüedad planteada por Jung: los hombres llevamos un anima y las mujeres un animus, coexistimos con una parte femenina los hombres con una masculina las mujeres, la aceptamos, usted solo puede conocer sus propias proporciones. Estamos mezclados. No hay diferencias. No las busque. Distancia del tema sexual. Pensamos en los soportes. En sorprender sin show. En comunicar. Hay una doble imagen-obra, ya no es física. La obra que se presenta pero también es obra quién la crea, la persona no, su representación: ser al no ser. Usamos la veracidad. Nos convertimos en obra al obrar. Exigimos una doble mirada. El artista es andrógino supera su género, se crea el mismo siempre distinto. Existen todas las posibilidades. Torres de marfil invisibles se alzan para proteger y distanciar donde menos se espera. Los seguidores-medios no nos verán sin ropa, creerán que sí. ver y sentir desde lo masculino y femenino pero sin reducir el punto de vista a la genitalidad sino a la sensibilidad en el vestir y exhibirse. Elegimos nuestro outfit artístico. No vamos a delatar al ser que nos habita. Lo andrógino es más que una moda, más que una tendencia. Es un cambio de sensibilidad que coincide con revoluciones tecnológicas como la carrera espacial e innovaciones culturales como el rock.

salaconcepto_jaime-san-martin

jaime san martín. androginia. fotografía microscópica. 2012 ::
la imagen microscópica del artista es elocuente para desmitificar o alegorizar qué somos antes de asumir las morfologías que el azar nos determina. no somos lo que somos sino somos todo los que somos, parece enunciar en esta obra.

salaconcepto_sanmartin

jaime san martín (padre e hijo). androginia. fotografía astronómica 2012 ::
la obra de san martín hecha junto a su padre, astrónomo, es lo opuesto a su obra microscópica: mirar el infinito, el cielo. nada de hibridez. el todo con el todo. nada de ambigüedad. el espacio sideral es el mejor ejemplo de lo andrógino de la vida y el universo.

Dejemos por un momento de lado los mitos y leyendas sobre cultores de lo ambiguo. Esto es algo que usted no se espera. Tal vez no lo entiende. Desde el auge de la ropa unisex empieza a cultivarse para algunos, inseminarse para otros la revolución andrógina. Los materiales van de la mano con diseños que hombres y mujeres pueden usar. El uso de cosméticos no es algo nuevo con el Glam, en otros siglos la afición a maquillarse era algo tan normal como usar pelucas. Nos maquillamos a nuestra forma. Aparecemos al escondernos. Tanto entró la androginia a nuestras vidas espectacularizadas que David Bowie es tan usual en nuestro imaginario pleno de la ambigüedad empática, como lo fueron los sostenes de Cobain en sus recitales. Elegimos otro camino porque lo andamos de otra forma. Paseamos como un cool hunter y vemos que la juventud es andrógina. Inspira. Paseamos por el parque forestal, se respira que todos somos uno y otro. Los imitamos. Todo es disfrute. Es una jugada baudelairezca, donde todos somos ambiguos. Parece que decimos algo pero decimos otra cosa.
Alto…

La androginia es la convergencia de supuestos opuestos, los artistas elegidos presentan obras con distintos medios y operaciones artísticas, unas tradicionales otras más contemporáneas, sobre la confusión que esta palabra genera.

salaconcepto_Elena-Gonzalez-Garcia-del-Belloelena gonzález garcía del bello. androginia. intervención digital. 2012 ::

elena gonzález garcía del bello. androginia. intervención digital. 2012 ::
entiende lo andrógino desde la presión de vivir dicho manifiesto. dejar la lucidez de la presión social y abrirse a la lucidez de otro plano de conciencia, el futuro. sus montajes hablan de cuerpos que dejaron de serlo para enterrarnos en conciencias que enseñan que donde había uno hay dos y esos dos son más siempre en uno. enfrenta la realidad haciendo uso de la mirada aprisionada en los montajes del cine y los videoclips pero latentes en imágenes detenidas que buscan hablar de lo prohibido.

macarena del real. androginia. intervención digital. 2012 ::

macarena del real. androginia. intervención digital. 2012 ::
crea una medusa enfrentando el icono de la ambigüedad utilizando la infografía, las manipulaciones digitales, para cargar las proyecciones que la palabra “andrógino” provoca en la sociedad. sin embargo, la imagen seduce en su pulcritud, con una ornamentación que hipnotiza.

liliana gm. androginia. grabado 2012 ::

liliana gm. androginia. grabado 2012 ::
realiza un grabado donde las fusiones hablan de hibridez pero son andróginas, abarcan lo animal junto a lo específicamente humano, lo ecológico y lo urbano pero cruzado por la homogeneidad que el medio técnico ofrece.

TE RECOMENDAMOS