Javier Senoisian

arquitectura orgánica

"Gran parte de la filosofía de estas viviendas es el vivir en espacios curvos más naturales, similar a los espacios construidos por los animales."


Reflexionar sobre un ser humano que se alejó de su esencia natural y pasó a crear desde la arquitectura espacios artificiales y fríos, que alejan de la visión de morada y las propias raíces como ser biológico, es la propuesta de senosiain. Este importante arquitecto mexicano, da una vuelta de tuerca a la concepción del espacio y de la vida cotidiana. Desde la investigación, la docencia en la UNAM y la increíble puesta en práctica de un discurso, construido sobre bases tan sólidas como curvas, pesa tanto lo físico como en lo psicológico en pro de una mayor calidad de vida. En BG nos encanta conversar con quien se arriesga a romper los esquemas de la gran mayoría.

Nadie queda indiferente frente a su obra, ante su mirada geográfica que toma en cuenta el aspecto histórico, identidad y cultura, en los complejos habitacionales como “El nido de Quetzalcoalt” o casas ecológicas para Mexicali, en oficinas y edificios, como Naitulus, Ballena Mexicana, La serpiente, El Cacahuate, etc. pese a que, como el mismo afirma, por una cuestión cultural: “estamos acostumbrados a vivir en cajas” pero la idea “es cambiar de mentalidad al vivir en espacios más adaptados al hombre”. Alejado de materiales contaminantes, siempre experimentando, nos permite vivir la concreción de lo utópico. Imposible no evocar a Gaudí y disfrutar de esta nueva mirada, tan profunda.

close-up_senoisian-01

¿Qué se plantea con la arquitectura orgánica?
La intención es que exista cierta armonía y unidad con el paisaje, con el entorno, sobre todo, tomando en cuenta a la naturaleza. Juan O´Gorman decía que, la arquitectura orgánica consiste en tomar en cuenta los aspectos geográficos: la topografía, la orientación, las vistas y el entorno así como la identidad, la cultura que es muy importante. Es tomar en cuenta esos dos aspectos: la identidad, que es el hombre, y la naturaleza. Es un binomio, en donde el hombre es parte de la naturaleza.

Es una arquitectura más humana ya que los espacios se adaptan al cuerpo de las personas, esta arquitectura orgánica no tiene esquinas donde se acumula el polvo y hay más continuidad del piso con el muro y el techo. La circulación es más continua, más espontánea de un lugar a otro, cuando hay que rodear un objeto el hombre camina en slalom y no franco derecho, franco izq. A veces nos manejan como robots. El objetivo es lograr espacios más confortables.

¿Se trata de construcciones bioclimáticas, sostenibles?
Las casas semienterradas sí tienen que ver con las construcciones sostenibles, ya que la tierra es un magnífico aislante, térmico y acústico.
Lo que hace que una construcción sea considerada sostenible es que en su origen no contamine y gaste lo mínimo de energías. A veces se considera desde los materiales, si al procesarlos contaminan. por ejemplo materiales naturales como la piedra, madera o tierra no contaminan, mientras el aluminio durante su proceso consume mucha electricidad. prefiero usar el ferrocemento, un esqueleto de varilla.
La tendencia en el mundo es lo sostenible. Actualmente empiezan a bajar costos de las ecotécnias cuando sean más baratas la gente las va a preferir.

¿Qué beneficios tiene vivir en una casa orgánica?
Con tierra y pasto arriba, prácticamente el 100 % de la superficie del terreno puede ser verde y ésta al transpirar produce oxígeno, entonces, de alguna manera rechaza la contaminación y crea un microclima en el exterior de la casa que filtra el polvo. Las formas curvas, que en apariencia son más costosas, son sensuales, suaves y el espacio se adapta al cuerpo.

El discurso de conciencia ambiental desde la arquitectura y su futuro:
Se vislumbra una tendencia hacia una arquitectura más natural y humana, ya que en los últimos 50 años se ha destruido más la naturaleza que en los 5 000 años anteriores y actualmente estamos ya sintiendo el efecto del calentamiento global.

Inspiración:
Es producto del trabajo, uno toma en cuenta los principios de la naturaleza no para copiarlos sino para interpretarlos.

¿A qué hacen referencia las formas de las construcciones? ¿Qué tipo de espacios se construyen?
Este tipo de construcciones nos dan como resultado formas que nos recuerdan algunas de la naturaleza ya sea algún animal o vegetal. son formas más aerodinámicas, logran continuidad y por lo tanto son formas rígidas estructuralmente. Un ejemplo de estas formas rígidas es el cascarón de huevo que es muy delgado, su forma tiene doble curvatura y es muy rígido cuando se trata de aplastarlo comprimiéndolo con dos dedos.

¿Cómo es el proceso?
Primero concentramos la información sobre todo del lugar y la identidad, después la investigación, análisis diagrama de funcionamiento con áreas y zonificación, se sintetiza y cuando menos lo esperas llega el concepto. El proceso es un poco pesado, angustioso, de mucho trabajo, pero es durante el mismo, cuando sale la idea, da una gran satisfacción, eso se va puliendo y da un resultado final, quizá en el resultado empiece uno a fantasear.
Trabajamos mucho con las maquetas, plastilina, moldeamos el espacio interior, la forma en el exterior. Como un infante que juega con el barro.

Gaudí en tu obra:
Hay mucha influencia; al principio cuando estábamos en la escuela, hace cuarenta años, no se estudiaba a Gaudí y si se llegaba a ver, la gente y los arquitectos no lo apreciaban. La primera foto que vi de la sagrada Familia se me hizo muy barroca y en aquel entonces todo lo barroco era muy criticado, ya con el tiempo conocí la obra de Gaudí y sí, hay influencia de él como de muchos otros arquitectos.

Planes y sueños:
Se me ha antojado hacer proyectos más en grande, en los que pudiera haber una pequeña ciudad en forma semienterrada, vivir sobre jardines y por qué no hospitales o edificios que pueden ser curvos. siempre me preguntaban si se podía hacer un edificio curvo, de dos pisos, pero con la práctica se va viendo que eso es posible y muy factible, si uno no se fuera por la mentalidad tan rígida a la que estamos acostumbrados.

En la naturaleza no existe la línea recta, salvo en el reino mineral a través del microscopio, en los copos de la nieve, en términos generales en el reino animal y vegetal no existe la línea recta, entonces en una pequeña ciudad en la que todo fuera integrado, es algo que se me antoja. Imagínate sin tránsito sin contaminación y con transporte colectivo rápido.


Hoy que la arquitectura ya se preocupa de plantear ciertas normas, Javier va más allá y crea espacios emotivos, agradables, y de respeto a nuestro medio ambiente, imaginando que es posible una urbanidad distinta. Las formas curvas: “son más rígidas y amables, desde el seno materno, el espacio original del hombre es curvo”. Nos muestra que es posible regresar a nuestros orígenes con todo lo aprendido.

close-up_senoisian-10


TE RECOMENDAMOS