Los 4 High – Tech

xiii bienal de cuenca



Para esta sala ofrecemos un adelanto de Impermanecia y repasamos la trayectoria de algunos de los artistas elegidos. La fiesta del arte contemporáneo se toma cuenca desde el 25 de noviembre hasta el 5 de febrero.


Desde comienzos de los setenta la denominación high-tech art (arte realiza do con tecnología sofisticada) se ha ampliado sustancialmente, siguiendo el acelerado paso de las innovaciones tecnológicas, y hoy por hoy constituye una galaxia en expansión que comprende una gama casi infinita de posibilidades, medios y dispositivos electrónicos: computadoras, láser, hologramas, software para programación visual, transmisiones satelitales, proyecciones digitales, videomappings; son algunos de los recursos que conforman la caja de herramientas de los artistas que operan en la intersección de arte, ciencia y tecnología.

La próxima Bienal de Cuenca tendrá en sus filas algunos exponentes ilustres del high-tech art. Los cuatro fantásticos elegidos para este salón impreso son: Rafael Lozano-Hemmer (Ciudad de México, 1967), Yucef Merhi (Caracas, 1977), Cao Fei (Guangzhou, 1978), y Juan Carlos León (Guayaquil, 1984). Todos ellos trabajan en la senda abierta por algunos pioneros latinoamericanos como Abraham Palatnik, Gyula Kosice, Mauricio Bueno, Rolando Peña o el argentino Julio Le Parc, curiosamente el primer artista premiado por la Bienal de Cuenca, en 1987. Cabe advertir que las obras reproducidas en esta página no son las mismas que se expondrán en la Bienal.

Rafael Lozano-Hemmer reside en Montreal, donde trabaja con tecnologías como la robótica, la biométrica, los sistemas de vigilancia y las redes informáticas. El artista reconoce en su trayectoria dos líneas de trabajo: obras para museos y colecciones, y grandes intervenciones en espacios públicos, inscritas en el concepto de “arquitectura relacional”. En tanto, el espacio funciona como un lugar de interacción y autorrepresentación del espectador. En la Bienal Lozano-Hemmer tendrá una obra en el Museo de la Medicina y otra en el Museo de las Conceptas.

pulse-corniche_abu-dhabi_2015_rlh_0092
pulse-corniche_abu-dhabi_2015_rlh_0030

Pulso Corniche (2015), de Rafael Lozano Hemmer, consistió en un pabellón interactivo de potentes haces de luz proyectados en el cielo por reflectores robóticos, cuyo fulgor y orienta ción fue controlado por la frecuencia cardiaca de los visitantes a la Corniche de Abu Dhabi. En esta instalación de carácter participativo el pulso vital dicta la forma y hace la luz.

Hija de pintores académicos, Cao Fei es ni más ni menos la artista china con mayor proyección internacional en la actualidad. Sus videoinstalaciones exploran ciertos lugares de la vida urbana con temporánea –particularmente de la compleja realidad china–, a patir de los que genera proyecciones virtuales, creando sorprendentes animaciones digitales en 3D. Cao Fei expondrá un video en la Alianza Francesa.

caofei

Un rascacielos de 490 metros en Hong Kong sirvió de soporte para la instalación de Cao Fei, Same Old, Brand New (2015) que funcionó como la gigante pantalla de un videojuego donde se intercalaban Pac Mans, emoticones, naves espaciales y palpitantes corazones pixelados. Con ese revestimiento lúdico Fei parece cuestionar la edad infantil del orden mundial.

El más joven de este cuarteto es Juan Carlos León, quien como investigador del Centro de Arte Contemporáneo de Quito fue cofundador de DIFERENCIAL [arte+tecnología+sociedad], un espacio destinado a la conexión y promoción de proyectos y actividades que favorezcan el desarrollo de la cultura digital. En la Bienal León tendrá una instalación multimedia en el Museo de la Medicina.

orquestainduccion

En noviembre pasado, en la Casa de las Posadas en Cuenca, Juan Carlos León presentó su insta lación sonora Orquesta inducción, una cocina de inducción donde las hornillas son usadas como los platos de un tocadiscos, dotadas de sensores que según el calor que reciben emiten diversos sonidos. Esta brillante paradoja plástica daba cuenta de cómo el arte puede capitalizar estéticamente los proyectos políticos fallidos o demagógicos, y ponerlos en entredicho: transformando la cocina en una fuente de energía, León produjo un nuevo icono de la cultura electrónica.

Pionero del arte digital, la trayectoria artística de Yucef Merhi empieza a los 8 años, cuando inter viene una consola de Atari; desde entonces su carrera ha adquirido gran notoriedad internacional. Hace más de un año reside en Cuenca, donde se desempeña como catedrático de la Universidad del Azuay. Máquinas de precisión tecnológica, sus obras sorprenden por su voltaje poético y crítico. Yucef Merhi participará en la Bienal con una instalación interactiva en el Museo de Arte Moderno.

9-571
9-561
9-57

En Telepoesis (2002), Yucef Merhi montó un telescopio detrás de una ventana del Museo del Barrio (Nueva York) y lo apuntó hacia la puerta principal del Central Park Conservatory Garden, donde había colocado una placa con un poema impreso. La distancia artificiosa y retórica que el artista produce y reduce al mismo tiempo, entraña un modelo de lectura, una lección poética.

TE RECOMENDAMOS