Villa Vals

invernar distinto

Más que una casa, este es un búnker vacacional moderno, con un diseño exquisito y una ubicación más que privilegiada.


Fueron muchos los condicionamientos al momento de construir Villa Vals, ya que se encuentra a tan solo unos pocos metros del famoso centro turístico de aguas termales thermes Vals, refaccionado por el afamado arquitecto Peter zumthor (premio Pritsker 2009), y junto a una pequeña aldea de casas de piedra y madera de estilo tradicional suizo; conseguir los permisos para construir un edificio moderno en la zona era prácticamente imposible.

Al ver el potencial del terreno, el arquitecto holandés Bjarne Mastenbroek del estudio SeARCH se asoció con el arquitecto Christian Müller, suizo de nacimiento. Este hecho, junto con el innovador plano de la obra, les facilitó conseguir los permisos de construcción necesarios.

vals_winter09_BM01
BJA_1060865

Las empinadas laderas del valle tenían las condiciones apropiadas para construir una casa subterránea con espacio de hasta dos pisos y medio, la idea era muy experimental. Los espacios internos son básicamente cajas de concreto entrelazados y conectados entre sí como piezas de rompecabezas que juntos crean un interesante efecto de “perfecta imperfección”.

Los arquitectos definen a la estructura como “una caja de zapatos con frente cóncavo”, y es esta peculiar fachada, con un patio circular en medio, la que proporciona un espectacular ángulo de vista desde la casa y permite la entrada de luz natural todo el día. Desde Villa Vals se puede apreciar el paisaje desde otro punto de vista… ¡un punto de vista un tanto inclinado!

Al estar prácticamente “camuflada” en la montaña, la construcción no interfiere en el paisaje ni en la vista desde el complejo turístico, sino que se suma a ese aire medieval del lugar, sobretodo por la fachada que fue construida con cuarcita del lugar. El interior es otro cuento.

El simple acabado de hormigón de las paredes internas fueron el lienzo perfecto para un grupo seleccionado de reconocidos diseñadores holandeses. Aldo Bakker, Marcel Wanders y Claudy Jongstra son solo algunos de los nombres que dieron sus productos para la decoración de la villa (en la página web se puede ver la lista completa). Floreros, lámparas, alfombras, ropa de cama, tasas y muebles. todo dentro de Villa Vals son muestras de arte del diseño contemporáneo. Una mezcla ecléctica de piezas que crea un ambiente acogedor, moderno y lujoso.

El interior nos ofrece distintos e inesperados niveles. “tarimas” de concreto sirven de soporte para camas king size, literas incrustadas en las paredes, baños elevados y pequeñas ventanas a nivel del piso dan un aire juvenil y despreocupado a la vivienda. Descubrir el interior de esta cueva habitable de seguro es más que interesante, en este caso estar bajo tierra no será nada sofocante.

Jeroen van Mechelen (Studio JVM) fue el encargado de diseñar completamente una de las habitaciones. La cardboard room, como su nombre lo dice, está hecha completamente de paneles de cartón cortados y armados. Arcos ojivales, dan una apariencia de catedral a la habitación, que en conjunto forma un espacio mágico y sacado de un cuento infantil.

De manera no intrusiva, Villa Vals es una de las fusiones de arquitectura, diseño y estilismo mejor lograda que hemos visto en los últimos tiempos y además abre sus puertas a los turistas durante todo el año como casa vacacional, así es que si anhelan una escapada chic/ alpina les recomendamos que visiten su página web.

BJA_2740_BM


TE RECOMENDAMOS