cultura


Sus fotos parecen pinturas. ¿Cómo las consigue? Conversamos con uno de los fotógrafos más reconocidos de Inglaterra sobre sus métodos, motivaciones e influencias.


En el desierto nos encontramos con una lección que la vida típicamente nos presenta mediante el vicio: que el universo es más poderoso que nosotros; que somos frágiles y temporales y no tenemos otra alternativa que aceptar las limitaciones de nuestra voluntad.


“No en vano siempre invito a volar, a dejar la razón en el cajón de la oficina y vagar un rato por el mundo, con escaso equipaje y un plan low cost. Invito a escuchar las voces de otras tierras y a las propias justo cuando se está bien lejos de lo conocido”.


..es en esa delgada línea en donde se encuentran, de frente, las películas y los viajes, y en ese punto medio de este diagrama de Venn imaginario, se encuentran las películas de viaje.


A continuación, canciones de Rock and Roll perfectas para disfrutar del camino.


…aún hoy, a casi 60 años de su publicación, En el camino sigue cargando el tanque de combustible de miles de nuevos lectores. Miles de almas eterna mente jóvenes que saben que la libertad, si no es sobre ruedas, no puede llamarse libertad.


¿Viajar desde google chrome está already out? Saltar a un avión o cruzar fronteras desde la ventana de un micro is back. Por ahora mi tarjeta está bloqueada, así que esto es lo que hay.


Me gusta imaginar el tiempo en una sola línea recta. Uno está parado en el presente; el pasado y el futuro son los sucesivos puntos infinitos que continúan la línea a un lado y al otro. Con la misma intensidad con la que sentimos el pasado en imágenes, recuerdos; con la misma obediencia que ese […]


Un Gutenberg moderno. Desde Alemania, Erik Spiekermann nos habla sobre su pasión por la producción de libros, sobre los gajes de su particular oficio y sobre la revolución informática de nuestros tiempos.


El más influyente de los artistas callejeros. Vanessa Terán resume su vida y Gabriel Zamora le rinde tributo.


…ciego como estoy, avanzo a tientas por estas palabras. Siempre puedo tropezar, pero a la cultura se la vive más rico con las letras apagadas