cultura


¿Qué rol tienen las marcas hoy en nuestras vidas? Pablo Ramos nos cuenta lo que ha pensado al respecto. Gráfica de Diego Lara y BG Productions.


Miremos a donde miremos, hay algún texto que clama por nuestra atención. Pero, ¿cómo es que se ha construido? ¿Por qué le tomamos en cuenta a uno y no a otro? Pablo Iturralde responde.


¿Cómo traducir el Type a la música? Miramos la forma gráfica de la letra, luego la decodificamos para darle su significado en palabras y frases; si la dejamos sola la interpretamos como un sonido.


Árabes y japoneses han utilizado a la caligrafía como una de sus manifestaciones más poderosas -para ellos, las letras podían estar cargadas de un carácter religioso. Cicco nos cuenta por qué.


El artista indio toma algunas de sus óleos renacentistas favoritos y los compone nuevamente con sus esmaltes estrambóticos. Los resultados son alucinantes.


La manera de contar algo es en sí mismo una historia. Evidenciar el dispositivo narrativo no es nada nuevo; desde Las Mil y Una Noches tenemos cuentos dentro de cuentos que nosotros, como espectadores, estamos leyendo…


La veía desde niño, cada tarde en canal cuatro. Vestía ropa fluorescente, estrambótica; una moda que antecedió a los fruits de Japón, los ravers, los desquiciados del love parade o el electric zoo…


El punk era música para irse de fiesta, golpearse, perforarse y tatuarse el cuerpo. La banda que supo unir lo mejor de estos dos mundos fue The Ramones. A continuación algunos de mis discos favoritos de la banda.


Genial, provocadora y frecuentemente incoherente. Se trata de Viviana Westwood, retratada en texto por Fernando Escobar-Páez e ilustrada por Viscera Vicarious.


Cuando alguien saca del tacho de residuos lo que quedó de un Big Mac y se lo come porque tiene hambre, ¿eso es basura o alimento? Escrito por Juan Carlos Kreimer e ilustrado por Larvoratorio.


Hilly Kristal abrió un bar para que bandas de country, bluegrass y blues pudieran tocar canciones durante las noches. No funcionó, pocas de esas bandas llegaron. Los que llegaron fueron jóvenes que no sabían tocar sus instrumentos; la historia de la música cambiaría entonces. Escrito por Micaela Cartwright e ilustrado por Philippe Sain.