diseño


La vida no fue hecha para estar dentro de una vaso de agua. Ahogarse en él y morir en el intento de respirar. Para sobrevivir hay que tomar actitudes prácticas y descomplicadas y buscar la felicidad. Y por esa ruta va Sagmeister.