galería visual


Una obra que reflexiona sobre el amor, la pasión, la belleza y la desesperación. Esta obra china es un regalo para nuestros ojos, por momentos una catarsis de melancolía.


Una de las fotógrafas más famosas de los años 80 y 90, quien lleva bajo el brazo un historial de seres que han dado de qué hablar. Hoy mantiene su sitial reinventándose con ingeniosas propuestas conceptuales.


Rostros, algunos rotos, bellos, distorsionados… Todos femeninos, se siente frialdad, se observa un lado oscuro a partir de ciertos rasgos fuertes. Dan curiosidad, luego miedo: ganas de aferrarse a la vida.


Sus fotografías son el resultado de un minucioso manejo en el proceso fotográfico: para ellas utiliza Xerox, Photoshop, fotografía análoga y digital. Pero más que técnica, talento.