EPSON DIGITAL COUTURE 2017

  • por joshe ordóñez


Camino a la presentación del Digital Couture de Epson, no dejabamos de recibir mensajes de nuestros amigos contándonos que todo se veía increíble. Era el tercer año consecutivo al que acudíamos y siempre la habíamos pasado genial. Mientras que esperábamos que el taxi no se quede estancado en otro semáforo rojo y que el tráfico insufrible de New York no nos haga atrasar, ya veíamos a lo lejos la increíble locación donde todo sucedía. Y es que nada mejor que un lugar que refleje en su arquitectura lo que Epson propone en el mundo de la moda. El edificio diseñado por el mismísimo Frank Gehry delataba la creatividad y modernidad que escondía una noche llena de innovación y tecnología.

Bajo el tema de Textile Stories, 13 equipos de diseñadores del continente americano presentaron sus propuestas en las que utilizaron la técnica de sublimación de la serie de impresoras Epson SureColor® F para impregnar telas con vibrantes gráficos y texturas. Hablamos con varios de los diseñadores quienes calificaron a estas soluciones de diseño como buenas, bonitas y baratas. A ver qué salía. Mientras tanto, la sala estaba atiborrada de creativos: diseñadores provenientes de todo el continente: de Canadá hasta Chile. Alexandra Polo y Miguel Moyano representaban a nuestro país.

Alex presentó dos trajes inspirados en la pintura corporal que utilizan los Shuar y que resultaron en interesantes texturas plasmadas en delicadas siluetas un tanto volátiles. Por su parte, Moyano conceptualizó y construyó sus propuestas de manera que dejen en segundo plano el rostro de quienes las lucían. De esta manera, difuminaba la etnia y el lenguaje para decirnos que todos somos iguales, independientemente del lugar y sociedad a la que pertenezcamos.

En tal derroche de estilo también se destacaron looks con mezclas poco convencionales de texturas que si no las hubiéramos visto ayer no nos pudiéramos imaginar lo bien que quedaban juntas. Otro recurso que llamó bastante nuestra atención fue el uso del bordado a mano sobre la tela ya sublimada.

Al final de la velada no nos queda más que agradecer a Epson por seguir impulsando a jóvenes talentos, que aunque hayan sido los mejores de la clase siempre necesitarán ese empujoncito al estrellato para que puedan seguir contribuyendo al mundo de la moda. No podemos esperar al próximo año para ver qué maravillas nos trae el líder global en impresión textil.


TE RECOMENDAMOS