9hours Hotel

hotel de paso

Los hoteles cápsula en japón son lugares para pasar la noche, el 9hours Hotel en Kyoto toma ese concepto y lo transforma en toda una declaración de diseño moderno.


Lo primero que pensamos sobre el Nine Hours Hotel es que debe ser lo más parecido a vivir en una estación espacial dentro de nuestra atmósfera. Ubicado en Kyoto, Japón, posee un diseño elegante y ultra moderno que nos transporta adelante en el tiempo. En un futuro lejano, cualquier mochilero espacial fácilmente podría dormir en uno de estos hoteles sin pagar demasiado dinero por una “habitación”.

Lo que caracteriza a un lugar como el Nine Hours es que sus huéspedes descansan en pequeños compartimentos. El concepto de “Capsule Hotels” nació a finales de los años 70 en -obviamente- Japón: lugares de descanso para los oficinistas que no llegaban a tiempo al tren o se pasaban de tragos durante la noche. La idea es ofrecer una cama donde dormir, un baño y listo.

Este hotel toma este concepto ya instaurado en la cultura japonesa y le da un toque edgy a través de una línea gráfica muy trabajada, que ayuda al huésped a manejarse dentro del lugar sin ningún problema. Hay líneas que te guían hacia los baños y flechas que indican dónde se encuentran las habitaciones. Seguramente estemos frente a lo que será la señalética de las naves espaciales, donde transiten huéspedes de todas las nacionalidades.

Nueve horas es exactamente lo que necesitas para hospedarte en un lugar de paso; una hora para asearte, siete horas para dormir y una hora más para relajarte. Más que suficiente para que estés fresco y tranquilo antes de continuar tu viaje. Al mismo tiempo, es una opción bastante económica para viajeros jóvenes. Este concepto también está pensado para que salgas y disfrutes de la ciudad en vez de quedarte encerrado dentro de las paredes en un hotel. Su diseño puede ser hermoso, pero su frialdad no te hará sentir “como en casa”.

El blanco predomina en la mayoría de los espacios comunes. Aunque sea un hotel de cápsulas, existen espacios donde puedes navegar en Internet y pasar un rato fuera de tu “habitación”. Una regla japonesa es que no puedes andar con zapatos dentro de la casa; por eso después de pasar por el lobby tendrás que dejar los tuyos en un casillero y utilizar las cómodas pantuflas que te serán brindadas.

En la segunda planta encontramos las habitaciones, que están divididas para hombres y mujeres (no pienses en el Nine Hours como el lugar de tu próxima escapada romántica). Dentro de cada habitáculo se encuentra un aparato desarrollado por Panasonic, el Sleep Ambient Control System, que analiza tu sueño para, mediante iluminación, recrear el amanecer y hacer que tu despertar sea más plácido. Además, el colchón se creó a la medida para acoplarse a la forma de la cápsula, y la almohada fue diseñada ergonómicamente para que puedas moverte con comodidad y mejorar tu calidad de sueño.

El diseño está basado en tres preceptos: plano, forma y textura, que se distribuyen entre elementos orgánicos e inorgánicos. El espacio no ofrece lujos, pero siempre es en esencia práctico para sus huéspedes. El Nine Hours Hotel no es para todo el mundo, pero sí que te dará una idea acerca de la cultura japonesa y, quién dice que no, de cómo será el turismo en el espacio exterior.


TE RECOMENDAMOS