Archivo Euskadi

pregúnteselo al pasado

LO QUE FUE Y LO QUE SERÁ EN UN MISMO LUGAR. EL ACONTECER CULTURAL DE CIENTOS DE AÑOS DEL PAÍS VASCO Y LAS TÉCNICAS ARQUITECTÓNICAS MÁS NOVEDOSAS CONFLUYEN DENTRO DE ESTA HEMEROTECA EN EL CORAZÓN DE BILBAO.


Gente que viene y va; civilizaciones que surgen y declinan; el mundo que se da las vueltas y total quedamos nosotros. ¿Por qué? ¿De dónde provenimos? Nadie lo sabe del todo, pero si nos proponemos a responderlo, podemos empezar por el pasado: somos también lo que solíamos ser.

Mientras tanto, el gobierno vasco ha decidido atesorarlo. “Estudiar el pasado enseña a amar el país”, ha sido el lema del organismo, y con él se ha dispuesto a construirle una bóveda muy moderna, cuyas puertas estén siempre abiertas. Se trata del Archivo de la Memoria Euskadi, en la calle María de Haro, transversal a la vía central de Bilbao. Tiene once pisos y 8.500 m2. Lo reconocerá enseguida: uno de los manuscritos custodiados ha sido serigrafiado a lo largo de su fachada, y alrededor de sus contornos se revela una fantasía minimalista, de divisiones diáfanas y paredes resplandecientes.

euskadi-13

En la primera planta se recibe al visitante y se le explica el recorrido: puede pasear por jardín o puede efectuar sus consultas en el piso de arriba; sin embargo, manosear los originales está prohibido. No esperaría que le traigan un pergamino de 800 años con tan solo pedírselo, ¿verdad? No: se puede acceder a una parte del archivo, en el segundo piso, y toda la ciudadanía está más que invitada a hacerlo (“el pasado nos pertenece a todos, no solo a los historiadores”, han dicho los dirigentes), pero la mayor parte de las consultas serán a las reproducciones digitales que se elaboran en los laboratorios del último piso.

Hasta que suba, el edificio ya habrá revelado su característico encanto: puede que albergue ayeres muy remotos, pero en cambio ha sido construido como una hemeroteca futurista: es blanca y fluorescente, como si se tratase de una organización de un libro de ciencia ficción. Los techos son altos, los graderíos son de vidrio, y la luz se escurre por todas partes. Según ACXT, el estudio que ha concebido el edificio, es también por los umbrales rojos y amarillos entre cuartos y vestíbulos, que esparcen las incandescencias y de paso ahorran, durante el día, el consumo de luz artificial. Sobre el piso de consulta están también las oficinas, donde se lleva a cabo el quehacer administrativo del organismo. Por lo menos, así funciona ahora mismo: no hay pilares en las zonas de trabajo; según los arquitectos, esto también permite que se establezcan fácilmente nuevas divisiones y adaptarse al devenir del edificio.

euskadi-08

euskadi-06

euskadi-05

euskadi-04

Es en el subterráneo donde aguardan las memorias vascas, debidamente hermetizadas, dispuestas a lo largo de veinte kilómetros de estanterías. La iluminación del subterráneo muestra otra faceta del ingenio del estudio: gran parte del patio trasero de la planta baja consiste en un gran ventanal; de esa forma, cuatro pisos bajo tierra y los pasillos siguen siendo iluminados por la luz del día. La refrigeración de los documentos también opera con mecánica similar: la vegetación del jardín refresca el ambiente de los pisos bajos durante los meses más calurosos del año. ¿Y de qué documentos se trata? Notas de prensa, censos, biografías; actas de nacimiento, matrimonio y defunción: el porvenir de los siglos del registro burocrático y periodístico de la región. Así, el pasado reposa bajo el frenético acontecer del día a día, aguardando por el siguiente curioso que se proponga responder quién es y quién fue antes que él.

euskadi-03

euskadi-01


TE RECOMENDAMOS