Rompesilencio :: Garage Rock

3 bandas representantes del Garage Rock de nuestros tiempos que aún no llegan al reconocimiento que merecen.


Antes de seguir con estos 3 álbumes hay que hablar un poco de este género que se va a tocar el día de hoy. Una pequeña historia de este género originado a mediados de los sesenta en Estados Unidos y Canadá: esta es una esencia del rock and roll no estética, se refiere a un grupos de jóvenes (de entre 15 y 20 años) que se reunían a tocar habitualmente en los garajes de sus casas. No contaban con los grandes equipos de grabación y post producción como las bandas de esa época, de todas formas soñaban con replicar los sonidos de las bandas que llegaron desde Gran Bretaña por medio de la invasión británica (The Yardbirds, The Kinks, The Rolling Stones, etc.)

Para finales de los 60´s este movimiento había desaparecido, no eran muy apreciados los sonidos tan crudos a comparación de la producción en bandas y álbumes de reconocimiento y/o que tenían dinero para ir a un estudio. Aparecieron nuevos géneros como la psicodélica, el rock progresivo y el country. Esto siguió así hasta que fue redescubierto por la critica musical, la cual comenzó a usar la palabra punk para definir este tipo de música dándole denominaciones a este genero como “60’s punk”. Debido a que el género terminó desapareciendo, éstas bandas de garage rock representativas se volvieron un género de culto y haciendo así que, varias bandas se autodenominen herederos directos de esta ideología.

Para los ochentas el Garage revivió gracias a Lenny Kaye, que recopilo todo un LP llamado “Nuggets; Original Artyfacts From The First Psychodelic Era (1965-1968)”, en donde exponía 2 docenas de canciones del Garage Rock de los sesenta, y así, luego de 3 años comenzó a acumular seguidores de las nuevas generaciones que desconocían esta escena musical y que odiaban el Rock sinfónico, el cual, era percibido como algo domestico y serio (bandas como The Ramones o The Dictators, reconocieron que preferían este rock salvaje redescubierto por Lenny Kaye). A mediados de los 2000 toma su segundo resurgimiento con bandas como The Strokes, The Hives y The White Stripes, la cantidad de sellos independientes que existían ayudaron a mantener esta esencia viva e impulsándola a diferencia de sus inicios.

Esto ha creado una inmensidad de bandas y géneros híbridos a lo largo del nuevo siglo, de las cuales se estarán nombrando aquí 3 bandas con un potencial gigante, pero que aún no llegan al spotlight.

Allah-Las

Álbum: Allah Las (2012)   

La banda proveniente de Los Angeles logró captar la idea del Garage rock de los 60´s dentro de su primer álbum, dándole un ambiente vintage de bandas del pasado como lo son The Zombies, The Kinks y The Yarbirds; asi lo hacen en la canción Long Journey. Escucha este álbum, no importa a que generación pertenezcas, te va a transportar a una época en la cual sólo vas a querer bailar de la forma más bella posible, sintiéndote en la piel de un hippie, o un joven de los sesenta que quiere conquistar a su chica preciada sin importar que.

Si bien no es un récord que te va a marcar de por vida, si es uno que te hará sentir paz y tranquilidad en momentos que más lo necesites. Esta banda de 4 piezas te explica y se expresan acerca el sexo, la libertad y el amor. Algo que demuestran al momento de escucharlos es que ellos no necesitan nada más que su música para poder estar felices, sentimiento que hablando por mi experiencia, me lo transmitieron.

Canciones recomendadas: “Long Journey”, “No Voodoo”, “Sacred Sands” (instrumental), “Don’t You Forget it” y “Tell Me”.

Parquet Courts

Álbum: Content Nausea (2014)   

Para este proyecto se nombraron Parkay Quarts, ya que la agrupación original de esta banda neoyorkina decidió utilizar solo a sus dos frontmans (Austin Brown y Andrew Savage) porque ellos son los cerebros rítmicos y líricos en Parquet Courts, convirtiéndose así en el alter-ego de la banda, el Batman de Bruce Wayne. La grabación de este álbum fue por medio de Cassettes, lo que causa ese sonido peculiar en sus singles dentro del disco, dándole así un toque más antiguo y menos meticuloso como el de bandas de Lo-Fi o de la era del rock de entre los sesentas y setentas.

Según Pitchfork, al escuchar Content Nausea se puede reconocer las raíces que provienen de bandas como Pavement, Talking Heads, The Rainoats, The B-52s y más bandas con una gran historia dentro del rock’n’roll de la anterior época. Este álbum no es para cualquier persona, si llegas a escuchar C.N sin una biblioteca musical del rock alternativo atrás tuyo, no lo vas a poder captar, y si ese es el caso, primero te recomiendo descubrir las bandas mencionadas anteriormente y de ahí avanzar a este álbum. Dentro de este proyecto se mencionan los problemas cotidianos que tienen los dos miembros principales de la banda, eso se refleja al escribir letras, acordarte de personas y hacer amigos, luchar con el día a día y el cansancio de seguir adelante.

Canciones recomendadas: Si eres un melómano, te recomiendo todo el álbum. En caso de no ser asi, “Pretty Machines”, “Slide Machine” y “Content Nausea”

The Murlocs

Álbum: Young Blindness (2016)  

¿Conoces a King Gizzard and the Lizard Wizard? Si tu respuesta es afirmativa, pues te parecerá un poco familiar esta banda que comparten dos miembros de King Gizzard, que es por donde sacan un poco su estilo psicodélico y Garage. Young Blindness es un proyecto que logra mezclar estos géneros en uno, creando una travesía setentera contemporánea, pero como todo genio adelantado a su época (bueno, en este caso regresaron al pasado) no son comprendidos por todos. Tenían críticas por calidad de producción, en la cual, deja a la batería y al bajo sin mucha notoriedad dentro de las grabaciones, pero todo esto sólo demuestra que tan fieles se han vuelto al retro rock de los sesenta con medios de grabación de baja fidelidad.

La verdad, este es un álbum para subir de ánimo a cualquier persona que lo capte, debido a que habla de la juventud y como ésta se adapta a los tiempos. Aparte de perdurar y seguir a pesar de los obstáculos, así mismo, también cuenta los problemas de ansiedad y dudas personales por culpa de experiencias incomodas ya pasadas. Es un álbum y una banda menospreciada por las razones incorrectas, pero que valen la pena escuchar.

Canciones recomendadas: “Happy Face”, “Rolling On”, “Wolf Creep”, “Adolescence”, “Thinking Out Loud” y “Young Blindess”


TE RECOMENDAMOS