De vuelta a los Ochenta

por: paolo ochoa

La vuelta a los ochenta es muchos días y muchos mundos. Pero dejemos a los historiadores aficionados y a los fanáticos anacrónicos bucear en ese mar de datos en busca de música, películas, moda y sucesos. Yo me conformo con Alf, con el cubo Rubik y con apreciar la influencia, directa o indirecta, que esa época sigue teniendo en algunas fascinantes creaciones contemporáneas como las recomendadas aquí.


Bedroom Databank Vol-1-4

Atlas Sound

Atlas Sound es la marca de la grabadora que Bradford Cox utilizó de adolescente para llenar unos quinientos casetes de canciones, encerrado solo en su habitación, y también es el nombre de su proyecto en solitario, Deerhunter aparte. Sin banda, sin disquera, sin estudio. El Bedroom Databank, monumental compilación de 47 demos hechos en casa, sabe a eso, a soledad de baja fidelidad y a cinta magnética. Puedes bajarte gratis los cuatro volúmenes en su blog oficial.

deerhuntertheband.blogspot.com



Candy Magazine

Luis Venegas

Luis Venegas creció en los ochenta, enamorado, obsesionado con las revistas de moda. Y se las ha arreglado, él solo, para editar tres: Fanzine137, EY! Magateen, y la más reciente, Candy. Objetos de colección, todas fueron hechas desde su apartamento en Madrid con nada más que un teléfono y una computadora. Se da el lujo de tener a los mejores colaboradores: Terry Richardson, Tom Ford, Larry Clark, Steven Klein, y hasta a James Franco vestido de mujer. Son de tiraje limitado así que apúrense, que se acaban.

byluisvenegas.com



Control

Anton Corbijn

Los ochenta empezaron con el suicidio de Ian Curtis, vocalista de Joy Division. Su vida, llena de tristeza y silencio, arquetipo del artista atormentado, es retratada con fría elegancia en este biopic dirigido por Anton Corbijn, quien trabajó como fotógrafo de la banda un mes antes de la muerte de Curtis. “Duerme temprano y aléjate del alcohol,” le dice un doctor al cantante en una escena. ¿Cómo no identificarse con su sufrimiento?

corbijn.co.uk



American Elf

James Kochalka

Kochalka le encantan los pixels. Tiene Xbox, Playstation y Nintendo pero su juego favorito sigue siendo “Adventure” para el Atari 2 600 (que juega con emuladores). Además hace música con sintetizadores ochenteros para su banda. Por más de 14 años dibujó una tira cómica diaria de tinte autobiográfico en la que salta de lo profundo a lo gracioso y de lo banal a lo sublime. Una obra maestra, casi toda disponible en su página web, sobre la vida cotidiana y la magia que contiene.

americanelf.com



TE RECOMENDAMOS