Punky Brewster está viva

por: jaime núñez del arco

La veía desde niño, cada tarde en canal cuatro. Vestía ropa fluorescente, estrambótica; una moda que antecedió a los fruits de Japón, los ravers, los desquiciados del love parade o el electric zoo. Aún recuerdo esa temporada multicolor, iluminada infancia que pronto se toparía con The Clash, Sex Pistols y Ramones: un ejército de gritones que nunca superó la actitud anárquica de una niña armada con colores chillones hasta los dientes.


todd james

Miley Cyrus lo ama. Todo humano que sufrió los premios MTV de este año, conoció su trabajo. Decenas de osos rosados y aletargados moviendo el trasero, uno de los últimos cruces de esta artista de Brooklyn hacia el lado oscuro. No todo es tan desechable: sus graffitis e ilustraciones de coloridas mujeres ligeras de ropa huelen a cartoons de alto octanaje. Uno de los próceres de ese downtown newyorkino que tantas estrellas escupió, si no en tu pared, al menos en tu 42”.

toddjames.com



x andrade

Como CEO de la corporación Full Dollar, X no es ninguna incógnita. Sus propuestas –a brincos entre la calle, antropología y arte de galería– se fabrican entre variadas factorías, desde Guayaquil a New York. El último producto de la empresa –una serie de reversiones de obras clásicas en onda rótulo comercial– fue ejecutado por Don Pili Escalante, tremendo pintor de barcos radicado en Playas, y colaborador del emporio desde hace varias primaveras. A no alzar las cejas, por favor. Esto es arte 24/7: satisfacción garantizada o le devolvemos su contemporaneidad.

riorevuelto.net



KINGDOMM

Bum. Bum. Bum. BBBum. Bum. Bum. Bum. BBBum. Y asi sigue por 2, 5 o 50 minutos. El martillo que revienta los par lantes a las 4 am aquí en Los Angeles (o Tokio o New York), cocina una sabrosa bandera de estilos que van desde el R&B hasta el hip hop, todo aderezado con una atmósfera tan humeante que es muy dudoso que puedas ver a la persona que se desliza por tu pierna a estas horas. Hazte de sus últimos discos para “Fade to Mind”, cubre el cuarto de negro y pídele perdón a tus parlantes: el punk hace rato que tiene otro sabor.

kkingdomm.com



sucklord

Ni siquiera sé su verdadero nombre, pero sus reversiones de los personajes de la guerra de las galaxias en plan gay acaban de cotizar en Christie’s a un precio más alto que obras de las de verdad. Es un artesano de figuritas de acción, un vago encerrado en Chinatown con mucho spray rosado y tiempo libre entre manos. Cuando me queda algo de tiempo libre, lo busco en Instagram. Y cuando me quede algo de dinero, me hago con un homotrooper. Fácil podría adornar alguna pared de la niña punky.

supersuckstore.com



TE RECOMENDAMOS