A forbidden night by Givenchy



Quito-Ecuador

@givenchybeauty
@eljuriperfumeria
@maseratiecuador
@bgmagazine
@hotel.mama.cuchara

  • Fotografía: Sebastián Cadena
  • Texto: Agustín Molina
  • Producción: Fran Carmona

—Mais je te l’ interdit!— respondió Audrey Hepburn por allá en 1957 cuando su mejor amigo e icono Hubert Givenchy le pidió informalmente comercializar la primera fragancia que fue hecha, en un principio, exclusivamente para la famosa estrella de Hollywood.

Mais je te l’ interdit podríamos traducirlo como “te lo prohíbo”, y fue ese el nombre que quedaría dando vueltas en la mente de Hubert a pesar de la negativa de su amiga que nunca fue tan seria. En realidad no lo culpamos, cada vez que lo repites suena mejor y un mundo de posibilidades se viene a nuestra mente. Inténtenlo con una dulce melodía francesa de fondo y muy suavemente: “L’ Interdit” “L’ Interdit” “L’ Interdit”.

Pero la relación va más allá de esta amistad, que por cierto es una de las amistades más famosas entre el mundo del cine y el mundo de la moda. Todo lo prohibido termina por venderse, y para suerte de muchos, el perfume logró las aprobaciones de Audrey, pero no sin dejar en claro que ella sería la primera imagen de la primera fragancia de la casa Givenchy.

Esta vez las 62 primaveras cumplidas de la fragancia tenían que festejarse, como lo exigiría la memoria de Hubert y Audrey. Eljuri Perfumería quería rendir tributo a una de las fragancias icónicas de la marca Givenchy y en su aniversario 62 decidió experimentar con lo prohibido.


Experiencia Maserati:
En diferentes vuelos llegarían influencers que fueron invitados para el evento. Una vez puestos los pies en la capital fueron recibidos y trasladados por la marca italiana Maserati en modelos Levante S y Levante S Grand Sport. La adrenalina estaba en el traslado: en tramos específicos del camino los autos alcanzaban grandes velocidades para que los testigos y sobrevivientes hablen de esto una vez llegados a su coctel previo al evento en el Mama Cuchara.


Cóctel en el Mama Cuchara:
Con una vista única al centro histórico de Quito, donde la abundancia de iglesias y arquitectura colonial encanta la vista y donde se observa más arriba al panecillo alzarse entre las colinas. Mama Cuchara no sólo fue la sede y refugio a la adrenalina después de la Experiencia Maserati; con un coctel de bienvenida ofreció su privilegiada vista y el espacio indicado para un brindis y un poco de historia.


Ahí, Andrés Álvarez (Presidente de Eljuri perfumería) y Cristina Córdova (Brand Manager Givenchy Ecuador) les contaron sobre esa hermosa amistad que dejó como herencia una icónica fragancia, mientras cada uno de los influencers que eran los testigos vivos de esta experiencia encontraron —junto con la historia y un poco de tragos— un nuevo significado para todo eso que es prohibido.


Forbidden Night:
¿Cómo entra en una noche de fiesta todo lo que no es permitido, todo lo que está cerca de ser un tabú? Pues lo intentaron y lo consiguieron. Primero trasladaron a los influencers a la fiesta que era en La Ideal. A su arribo, se encontraron con un espacio decorado consumido por el color rojo donde la sensación de estar en un lugar de intenso movimiento aumentaba con las acrobacias aéreas en lira y los bailarines de break dance. La música a cargo del Dj internacional Wagner puso a bailar hasta a los más exigentes.


Para los que piensan que un tatuaje tiene algo de prohibido y por fin quieren desafiar al status quo, un tatuador profesional trabajó toda la noche en sesiones cortas de tatuajes minimalistas ¡con aguja y tinta real! Para los que siempre quisieron “grafitear” en algún lugar, habían latas de aerosol y una lata de zinc como lienzo. Cocteles Maserati que se servían en una terraza exclusiva de la marca y otros detalles que asombraron a todos los asistentes de la fiesta.


Todo comenzó desde la primera vez que la fragancia se asentó sobre la piel de Audrey Hepburn. El homenaje y la celebración constituyen una experiencia que demuestra el glamour y la historia alcanzada por la marca francesa, todo lo que alguna vez anhelaron 62 años después se vuelve realidad y lo representamos con nuestra mejor versión de “L’Interdit”.


#forbiddennight #givenchyecuador


TE RECOMENDAMOS